Los 15 mejores consejos para emprendedores

No todos tienen la capacidad de ser un buen emprendedor. Tal vez muchos lo deseen pero son muchos menos los que se animan. Y aquellos que se animan a hacerlo, no todos tienen éxito lamentablemente. En este artículo, te vamos a contar acerca de los mejores consejos para emprendedores. Así que si tú eres uno de ellos, presta atención a este informe, ya que éstos consejos son dados por los más grandes exitosos de la era moderna. Si estás haciendo muchos de ellos, vas por el camino correcto. Si por el contrario, no estás haciendo ninguno o muy pocos, es muy posible que no logres buenos resultados. Te contamos de qué se tratan.

Desafiate a tí mismo

Éste consejo fue de Richard Branson. Lo que aconseja es a lograr que cada uno busque mejorar y aprender día a día en un desafío constante e interminable. Éste consejo está orientado a una capacitación continua. Si vas a emprender tu proyecto, debes entender que todo el tiempo tendrás que aprender continuamente y buscar ser mejor. Ése será tu desafío.

Trabaja en algo que te importe

Sin dudas que si tu trabajo es algo que te importa y apasiona, tu trabajo será más fácil. En otras palabras, podríamos decir que no será un trabajo, sino una actividad que te importa realmente. Así, no sentirás que haces algo a desgano, sino que estarás volcando tiempo de tu vida en algo que consideras interesante y apasionante. Uno de los grandes referentes de este consejo es nada menos que Steve Jobs, ex CEO de Apple.

Cree en ti mismo

La mejor frase que hace alarde de este mensaje es la que dijo el gran emprendedor Henry Ford: “si piensas que puedes hacerlo o que no puedes hacerlo, estás en lo correcto”. No puedes dudar sobre lo que estás haciendo. Nunca. Si tu misión es llegar lejos, debes saber que lo que estás haciendo sin dudas está bien. Debes creer sin dudar que lo que estás haciendo es para lo que eres mejor.

Ten una visión

Debes saber hacia donde vas. Es tu visión por lo que te convertiste en emprendedor. Tus metas deben estar claras y no solo para ti. Todo tu equipo de trabajo debe también conocerla y apuntar hacia ella. Esa visión debe estar siempre mirando hacia el futuro, con un ánimo entusiasta.

Ten paciencia

El éxito no lo vas a obtener de la noche a la mañana. Lo mejor será que le pongas todo la pasión necesaria sabiendo y entendiendo que el éxito llegará, pero a su tiempo. Debes programar tu plan estratégico. Y notarás que hasta el más mínimo detalle llevará tiempo hacerlo. Por ello, lógicamente alcanzar el éxito será cuestión de tiempo.

Arma un buen equipo de trabajo

Será una de las claves del éxito. Es importante contar con gente capaz al lado que pueda seguir tu emprendimiento. Un importante consejo es que ese equipo no sean amigos, por dos motivos. El primero es que por ser amigo, no significa que cuente con las habilidades que se necesitan para el puesto. Por otro lado, la amistad se mezclará con las cuestiones laborales y tal vez con el tiempo, surjan diferencias que pueden oscurecer la amistad. Amigos por un lado, compañeros de equipo de trabajo por otro.

Enfrenta tus miedos

Es normal sentir miedo. Sobre todo al volverte un emprendedor. El miedo estará ahí, al sentir que tal vez tu emprendimiento no florezca, no llegue a nada. Sin embargo, hay consejos alentadores al respecto. Arianna Huffington, co fundadora de The Huffington Post dijo que la valentía era como un músculo, que mientras más se ejercita, más fuerte se hace. Debés entender que si elegiste el camino del emprendimiento, no tienes techo a diferencia de un empleo. Tendrás que asumir riesgos y deberás tomar muchas decisiones. Pero te pueden llevar a un éxito sin igual. Enfrenta tus miedo y sal adelante!

Administra tu energía en lugar de tu tiempo

Muchas veces, algunos emprendedores fracasan por buscar objetivos muy difíciles de mantener en el tiempo. Debes entender que era humano, al igual que tu equipo, y todos necesitan descansar. La diferencia entre ser un emprendedor y un empleado es que tu puedes administrar tu tiempo. Hazlo teniendo en cuenta tu energía. De esa manera, podrás hacer bien las cosas, con ánimo, entusiasmo y lo más importante, energía.

Aprende de los errores

Ningún buen emprendedor alcanzó sus objetivos en su primer intento. Los errores y fracasos son los mejores maestros. Siempre y cuando tengas ganas de aprender de ellos, de lo contrario volverás a caer. Hay  quienes dicen que los fracasos no existen, que en realidad se trata de continuos aprendizajes, algunos más productivos que otros.

Conoce a tu consumidor

Debes conocer a quienes te vas a dirigir. Ver las cosas solo desde tu perspectiva no te servirá de mucho. Debes tratar de conocerlos, sabes cuáles y cómo son sus necesidades y trabajar en ellas.

Un consejo importante es que sin importar el rubro en el que emprendas, es importante que trates de conocer a tus consumidores. Y no solo los de tu localidad, sino también los de otras localidades, provincias incluso países. Conociéndolos, podrás llegar también a ellos.

Aprende de las quejas de los usuarios

Grandes emprendedores, como Bill Gates, dicen que es el punto de mayor aprendizaje. La mayoría de las empresas poseen el libro de quejas. Pero son realmente pocos los que leen éste libro. Y dentro de los que lo leen, son muchos menos los que prestan atención y ponen las manos en acción para resolverlo. Ésto es lo que puede marcar una gran diferencia en tu emprendimiento respecto al resto. Escucha las quejas. La mayoría de ellas son para tu bien y para el resto de los consumidores.

Pide opiniones

Al igual que los dos puntos anteriores, las opiniones serán un feedback muy importante para poder mejorar. No te creas siempre el dueño de la verdad y que haces todo bien. Las opiniones de los demás, muchas veces pueden ser constructivas. Éstas opiniones puedes pedirlas no solo a clientes, sino también a amigos, familiares y conocidos. Verás que algunas son contradictorias, por ello, deberás tener ciertos criterios de diferenciar qué opiniones son útiles y cuales son solo de interés destructivo.

Gasta de manera sabia

Antes de hacer un gasto, analiza muy bien en qué lo harás y qué te traerá a tu vida. Gastar el dinero de manera incorrecta puede llevarte a la bancarrota. Debes entender que el dinero en la vida de todos es una variable que puede subir o bajar, por lo que cuando suba, no es tiempo de gastarla en cosas innecesarias. Puedes invertir en materiales que te sirvan, en publicidad, mantenimiento o funciones que puedan mejorar aún más tu emprendimiento.

Da siempre de más

Esto lo aconseja Larry Page de Google. Nunca debes conformarte con lo que tienes u ofreces. Es importante que tu espíritu de trabajo sea muy grande. Que busques siempre una conformidad total por parte de tus clientes. Si tu emprendimiento se trata de un servicio, no te conformes con solo brindar lo que ofreces. Busca de dar un poco más. O de ofrecer nuevos servicios. Y si puedes adicionar de más, mejor. De esa manera, te garantizamos que los clientes no solo volverán, sino que te recomendarán con muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *