11 Buenos consejos para mejorar tu economía y finanzas personales

Muchas personas sufren todo el tiempo de carencia de dinero en su billetera. Ésto no siempre tiene que ver con los ingresos sino con la administración del dinero. En corto plazo no llega a sentirse el problema, pero si a largo plazo. Personas con los mismos ingresos viven de maneras totalmente diferentes. Algunos tienen su propia casa, vehículo y realizan viajes mientras que el otro nunca logra llegar a fin de mes, no posee capacidad de ahorro y para peor pide dinero prestado. ¿Cual es el problema? A continuación te contamos la causa de ésto y las soluciones. Unos buenos consejos que pueden cambiar tu vida.

Analiza tus ingresos y busca mejorarlos

¿Estás aprovechando todo tu tiempo? ¿En tu trabajo te están pagando bien? ¿Tu emprendimiento no funciona? Éstas son solo algunas de las preguntas que debes hacerte. Si las respuestas a ellas no son satisfactorias deberás replantearte varias cosas y buscar las alternativas para remediarlas.

La jornada de trabajo ronda las 8 horas diarias. Hay quienes persiguiendo sus objetivos alcanzan las 12 o incluso más, pero ésto no es aconsejable para la salud. Sin embargo, si tu jornada es menor a las 4 horas, posiblemente no estés alcanzando buenos ingresos. Buscar un trabajo más de medio jornada, algún emprendimiento nuevo o asociarte con alguien son algunas de las opciones que deberás implementar o de lo contrario, con el tiempo puedes caer en bancarrota.

Revisa tus gastos fijos y variables

Existen muchas formas de hacer ésto. Si eres bueno utilizando Excel es que posees, sean fijos o variables.  más que recomendable. Sino, con un cuaderno alcanza. Debes enlistar los meses en columnas y en las filas anotar los gastos. no olvides anotar ninguno de tus gastos, ya sean servicios o suscripciones. También estima un valor en comestibles y/o combustible. Ahora, será tiempo de comenzar a ver qué puedes quitar o reemplazar de ese listado. Y al momento de cobrar tu sueldo, ten siempre en cuenta éstos gastos.

Ahorra siempre al menos un 10% de tus ingresos

Este punto tiene mucho que ver la conducta. Simplemente hay que hacerse a la idea que ganamos un 10% menos y ya. Con el tiempo, tu ahorro será más grande de lo que puedas imaginar.

Hay quienes recomiendan incluso ahorrar hasta el 20% de los ingresos mensuales, pero eso puede sonar a mucho.

Algo que es importante saber, es que éste ahorro no tiene que tener un fin específico. Si por el momento no estás planificando ningún viaje o compra especial, no es razón para no ahorrar. El ahorro puedes hacerlo igual.

Ahorra en otra moneda

Hay dos motivos para hacer ésto. El primero es que hay varios países donde hay inflación. Cambiando tu dinero a una moneda importante que no sufra devaluación (como dolar o Euro) te dará seguridad y respaldo. El otro punto importante es que al tener tus ahorros convertidos en otra moneda, no te será fácil gastarlo, ya que tendrás que ir a una casa de cambio.

Otra opción menos frecuente, es la compra de monedas o pequeños lingotes de distintos metales, como plata u oro. Suena a un proyecto ambicioso, pero ¿por qué no?

Invierte en tu vivienda propia

Es sabido que alcanzar una vivienda propia no es tarea fácil. Pero es una excelente inversión a largo plazo. Y no solo para tí, sino también para tus hijos. Al alcanzar tu vivienda propia te habrás liberado del pago de alquiler de por vida y podrás pensar en invertir ese dinero en otras cuestiones.

Para llegar a ésto, analiza todas las opciones. Algún espacio de terreno de algún familiar, un préstamo bancario o algún plan de vivienda en tu localidad.

Invierte en tu transporte

Muchos prefieren no gastar en un transporte. Pero… ¿es realmente rentable? Debes considerar que la movilidad es indispensable. Sobre todo si tu ciudad es grande o si no los medios de transporte son caros. Ten en cuenta que lo que al año gastarás mucho dinero en trasportes públicos o taxis. Los días de mal clima, lamentarás no tener un vehículo propio. Por otro lado, otro aspecto de éste punto, es que tal vez tengas que estar siempre molestando a otras personas pidiendo que te lleven o te busquen.

Invierte en un seguro médico

Otro punto que ciertas personas piensan que es útil ahorrar. Si bien la medicina en algunos países es gratuita, no es motivo para pretender que en tu país lo sea si no es el caso. Por otro lado, ¿acaso tú no cobras por tu trabajo? Por supuesto que el campo de la medicina no se escapa a ello y deberás pagar por los servicios usados. Es positivo pensar que uno no se va a enfermar nunca, pero muchas veces debemos pasar ese mal momento y puede salir muy costoso. Hay muchos planes de obras sociales o medicinas prepagas que por una pequeña cuota mensual nos dan la seguridad a nosotros y nuestra familia de estar protegidos ante cualquier eventualidad.

Invierte en un seguro de tus propiedades

Un tercer punto en el que las personas sienten que ahorran es en el seguro de la vivienda y sus pertenencias. Generalmente posee un costo muy pequeño y nos protege ante contingencias como robos o incendios. Si una de esas tragedias llegará a suceder podemos perder absolutamente todo lo tenemos. No dudes en pagar un seguro de éstas características.

Dile NO a los vicios

Todos los vicios son perjudiciales para la salud, lo mejor será deshacerte de ellos. El alcohol, las bebidas alcohólicas o el juego (quiniela, lotos, poker) además de ser caros nos arruinan la economía por completo. Aquí también entran vicios más peligrosos, como el consumo de estupefacientes. Dile adiós a todo ésto y además de sentirte mejor día a día, tu billetera tendrá más dinero.

Dile no a la indumentaria cara

La camisa más cara, los zapatos más brillantes, el reloj de oro… ¿valen la pena? Por supuesto que no! A menos que tus ingresos sean excesivos. Muchas personas tienen la obsesión de estar “a la moda” y eso es algo realmente costoso. Si éste es uno de tus problemas, deberás revisar tu guardarropa y comenzar a darle otro cambio de rumbo.

Las prendas de vestir son las tal vez los artículos que más variación de precios suelen tener. Una simple remera puede tener un valor económico, mientras que una remera de marca puede valer 5 veces más. Prueba de buscar marcas intermedias como alternativas. En cuanto al calzado, asesórate bien con los vendedores. Lo ideal es comprar un buen calzado que dure tiempo y que sea cómodo. Muchas veces los más vistosos y costosos son los primeros en romperse. Ten ésto en cuenta éstos consejos a la hora de comprar.

Evita salidas costosas

Salir de vez en cuando no está mal. Para nada! Pero Hacerlo de forma regular cada fin de semana, más de una vez y a los lugares más caros o salidas de larga duración, puede ser un gran agujero en nuestra economía. Piensa mejor en opciones alternativas como salir menos días, o más sencillas. Otra opción es ver los lugares que ofrecen promociones. O por qué no buscar otras alternativas, como algún paseo o reuniones en tu hogar.

Siguiendo éstos consejos, al cabo de unos meses verás una gran diferencia en tus ingresos e incluso estilo de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *