10 Buenos consejos para dormir bien y descansar mejor

Dormir bien es fundamental para poder rendir al máximo. Un buen descanso te garantiza una mayor productividad, un mejor humor y hasta una piel mejor.

Son miles las personas que sufren de problemas de insomnio. ¿La causa? Muchas. Pero en su mayoría el estrés. Sobre todo en estos tiempos en los que todos suelen estar más alterados por el uso de redes sociales.

Duerme las horas necesarias

Cada persona dice conocer cuánto necesita dormir. Sin embargo, múltiples estudios recomiendan que una persona adulta debe dormir entre 7 y 8 horas. Dormir menos cantidad que eso, hace que tu eficiencia se reduzca y te sientas cansado todo el día. Si no puedes modificar el horario en el que debes levantarte, deberás acostarte más temprano.

Naturalmente que nuestro trabajo muchas veces determina el horario de levantarnos o acostarnos. O incluso hay trabajos nocturnos. Aún así, si quieres conservar tu salud lo mejor será dejar de lado varias cosas y priorizar el descanso, tratando de llegar siempre a esa cantidad de horas. Y si además de eso, puedes agregar algún descanso adicional, como una pequeña siesta, será mejor aún.

Young man sleeping in his bedroom. Man sleeping with an alarm clock in foreground. A calm man in his bed before waking up in his room. Close up of alarm clock on bedside table.

Reduce la cafeína

Además de tu tasa de café en el desayuno y tu tasa de café por la tarde, si tomás más café, seguramente tendrás problemas para dormir. La cafeína previene la absorción de la adenosina, lo cual no te permite calmarte. Ésto se traslada a tu energía “extra” pero luego impedirá relajarte para dormir.

Recuerda que no solo el café posee cafeína. Hay otros productos, como bebidas energizantes, o gaseosas de Cola que poseen también cafeína. Presta atención a éste punto. Por otro lado, otras infusiones como el mate o café negro, también poseen cafeína o sustancias similares, por lo que deberás tener en cuenta este punto si notas que tu descanso no es bueno.

Actividad física y aire fresco

Un pequeño paseo. Una pequeña caminata de al menos media hora te dará el beneficio de oxigenarte al tiempo que pondrán a todos tus músculos en acción. Al regresar, tu cuerpo necesitará descansar y con ello lograrás dormirte sin problemas.

La caminata no es necesaria si durante el día has practicado alguna actividad física. El deporte es muy recomendable para mejorar el descanso. Es sabido y múltiples estudios demuestran que los beneficios de la actividad física son múltiples y uno de ellos es la mejora del descanso.

Como todo, el equilibrio es necesario. Muy poca actividad física no da buenos resultados. Y demasiada actividad física y exigencia puede traer perjuicios a tu salud.

Beber algo caliente

Beber algún té de hierbas con leche o miel te ayudará mucho a descansar. Puedes hacerlo incluso si realizaste una actividad como caminar.

Dependiendo cuales son las últimas actividades que realizas antes de acostarte, ya sea una charla o mirar TV, puedes hacerlo acompañado por esta infusión caliente. Cuando la bebida comience su proceso digestivo, te producirá el efecto de sueño.

La importancia de las almohadas

Dependiendo la postura que adoptas al momento de descansar, puedes utilizar almohadas extras para mejorar tu postura. Al hacer esto, tu columna recibirá menos presión y tus músculos podrán relajarse mejor.
Si duermes de espaldas, se recomienda utilizar una almohada debajo de las rodillas y otra debajo de la cintura. Si duermes de costado, puedes poner una almohada entre las piernas. Por último, si duermes boca abajo, puedes poner una debajo de la parte inferior del abdomen.

En comercios de colchones y almohadas, podrás encontrar almohadas especiales. Vienen almohadas especiales que se adaptan a tu cuerpo. Pueden ser grandes y ocupar lugar, pero puedes animarte a probarlas.

Otro punto a tener en cuenta, es probar el cambio de almohada para tu cabeza. Existen almohadas anatómicas que se adaptan al apoyo de tu cabeza, permitiendo un excelente apoyo cervical. Ésto ayudará mucho también a mejorar el descanso.

No duermas con mascotas

Si tienes mascotas y acostumbras a dormir con ellos, puede que ésto esté afectando tu descanso. Según estudios, los científicos aseguran que el 64% de las personas que comparten el dormitorio con sus mascotas tienen problemas de sueño.

Lo mejor será que tus mascotas tengan su propio lugar de descanso. También será beneficioso para ellos. Si actualmente duermen contigo, deberás lentamente a comenzar el proceso de re-educación para que se acostumbren a descansar en otro lugar de tu casa. Con e tiempo se acostumbrará y hasta incluso le gustará. Porque ya sabrá que ése es su lugar.

Apaga tus dispositivos

El ritmo del sueño es controlado por la hormona melatonina. Ésta, se comienza a producir cuando no hay luz. La luz de tu dispositivo impide éste proceso, al igual que la TV o cualquier otro dispositivo. Lo mejor será que apagues todo y te relajes.

Muchos no quieren apagar sus móviles por la idea de uno puede recibir un llamado importante. Pero si posees un teléfono fijo en tu hogar, apaga tu móvil tranquilo. Ten en cuenta que hace apenas unos años atrás, la gente vivía sin celulares y se vivía igual! Así que aléjalos de tu dormitorio, porque una pequeña vibración o sonido te despertará.

Respecto a la televisión, muchas personas la utilizan como método para dormir. Pero pasar toda la noche con la TV encendida es malo. Si eres de los que te gusta dormir con la TV encendida, recuerda que posees un botón de apagado automático. Si por el contrario, la TV te produce insomnio, asegúrate de apagarlo antes de que comience otro programa o de lo contrario no querrás hacerlo luego.

Revisa tu botiquín

Puede que estés tomando alguna medicación que altere tu sueño y te provoque insomnio. Si es así, consulta a tu médico para encontrar la correcta solución.

La mayoría de los medicamentos no producen alteración de sueño, pero algunos pueden que sí.

No des vueltas

Si llevas un 15 o 20 minutos en tu cama y no puedes dormirte aún, será mejor que realices alguna actividad relajante, como leer un libro o escuchar música tranquila.

Si comienzas a dar vuelta y pensar mucho solo empeorarás la situación llevando incluso a despertarte por completo.

Cuida la temperatura

La temperatura recomendable para un buen descanso es entre 16 y 20 grados. Si el calor es sofocante puede provocar un sueño intranquilo y puede incluso despertarte. Como así también una temperatura baja te despierta. Lo mejor será que tengas esto en cuenta y revises la temperatura de tu habitación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *